El Odio – Reseña

El Odio – Reseña

Originalmente titulada La Haine, es una película francesa en blanco y negro de 1995. Escrita, co-editada y dirigida por Mathieu Kassovistz. La cinta es un drama sobre tres amigos adolescentes y sus problemáticas en los barrios bajos de París, también llamados banlieues.

Trata acerca de la rivalidad entre el pueblo inconforme y la policía corrupta en una sociedad en decadencia donde, como dice el personaje de Hubert “El odio inspira más odio”. Los muchachos pueden notar su sociedad colapsando a sus alrededores, donde lo único restante es el odio y la necesidad de venganza.

Los tres muchachos son totalmente distintos entre sí y enajenados de la identidad estereotípica francesa. Tenemos a un judío llamado Vinz (Vincent Cassel), un negro sudafricano llamado Hubert (Hubert Koundé), y un musulmán llamado Saïd (Saïd Taghmaoui), tres chicos sin nada interesante en sus vidas, preocupados por beber y pasar un buen rato con amigos. Solamente nos presentan a Hubert como un entrenador de boxeo trabajador cuya academia resulta vandalizada tras los disturbios provocados por el asalto y hospitalización de dos jóvenes inocentes a manos de la policía.

La juventud en La Haine queda atrapada en la idea de que la policía existe para detenerlos a ellos, contrario a protegerlos. Con sus tres protagonistas tomando distintas posturas al respecto. Vinz, con su idea de venganza violenta; Hubert con la idea de dejar que las cosas se calmen por si solas y evitar causar más problemas; Y Saïd como la entidad intermedia cambiando de postura conforme a cada evento que se presenta, sin una ideología clara, intentando encontrarle sentido a todo.

Una de las frases más importantes en la película dice: Un tipo está cayendo desde una azotea y piensa: – Por ahora todo va bien… por ahora todo va bien… Pero tarde o temprano alcanzará el suelo, y eso es lo peor. Lo importante no es la caída, si no el aterrizaje.” Esto refleja la sustancia y esencia en el filme, su estructura y el resultado de su tesis. En definitiva, el odio puede ser una de las emociones más fuertes.

Rodada en un majestuoso blanco y negro contrastante, tiene una cinematografía hermosa. El estilo personal e intimista de Kassovitz es inspirador, usando movimientos de cámara suaves pero drásticos para poder apreciar mejor el espectro de la destrucción. Además de un soundtrack de hip-hop fabuloso, que capta la esencia de la juventud de la época y el sentimiento de sus escuchas.

Una cinta que te muestra la otra cara de Francia, una que no verás en las postales ni en un mapa turístico. Pasión, dedicación y esfuerzo llenan a El Odio con una fuerza que te azota con su realismo social. Con un alto valor de repetición, es una de las mejores películas de los 90s que no se pueden perder.


Si eres un verdadero fan te interesará la versión de CRITERION COLLECTION.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Un comentario en «El Odio – Reseña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.