Todo Lo Demás: Entre Piscinas, El Metro Y La Burocracia Mexicana – Opinión

Todo Lo Demás: Entre Piscinas, El Metro Y La Burocracia Mexicana – Opinión

“La burocracia es el gobierno de nadie…quizá la forma menos humana y más cruel de gobierno”

Hannah Arendt

La burocracia es un asco.

Todo lo demás” (México, Natalia Almada, 2016) cuenta la historia de la señora Flor; una burócrata provecta y taciturna que sigue todos los lineamientos de los libros y se apega lo más que puede a su papel dentro de la institución pública en la que trabaja.

Pero el metraje no solo funciona como crítica a los procesos administrativos tediosos, engorrosos y letales de México; sino también, como un retrato vivo y fiel de la caótica y bella Ciudad de México: con su sistema de transporte subterráneo; con sus personajes característicos (la invidente con su hijo a sus espaldas; los policías armados de severos silbatos; los trabajadores cansados e inmersos en sus fastidiosas rutinas y los niños a punto del llanto por el insoportable calor de los vagones); con su capacidad de convertirse en una segunda protagonista, con su descontrol.

Doña Flor (Adriana Barraza)
Doña Flor (Adriana Barraza)

Todo lo demás” es un metraje sigiloso.

Pues nos adentra en la depresión de Flor (Adriana Barraza) con cautela, sin prisas; mostrando sus reacciones ante los procedimientos, que causan más desmanes que bienestar, de los que es parte, ante un buró y dos sillas que le sirven como puerta hacia el mundo exterior.

Flor es un esbozo; un bosquejo de que también se sufre del otro lado de la mesa cuando solo se es un empleado más, por supuesto, de que la vida corre a través de las horas en las que se encuentra rodeada de archiveros atiborrados de papeles absurdos; de que la ineficiencia es un asunto compartido entre los organismos gubernamentales y los ciudadanos que ruegan al sistema, encarnado en los trabajadores; un poco de piedad ante sus olvidos y la inacabable, caótica y violenta tramitología de la vida mexicana.

Y así, entre el carácter patético de su vida, las maneras y los modos chilangos; su confusión por lo que ve cuando se para ante un espejo; con su profunda y amarga tristeza; su pavor y actitud lejana ante el agua y las piscinas (gracias a un fatídico suceso de su pasado) y el elemento mecánico de su vida.

“Todo lo demás” (México, Natalia Almada, 2016)

Todo lo demás” nos hace entendernos con todo esto.

Permite que comprendamos el aburrimiento, la soledad y la felicidad que un felino causa en la vida de una mujer que tiene por diversión principal escribir nombres en una libreta que, a mi parecer, le acerca a las personas y le hace sentir acompañada, conocida.

Pero creo que lo más impactante no está en su insomnio; en el hábitat mexicano manchado de violencia y miseria; el cuidado de su imagen personal como una máscara ante el planeta; en el hecho de que en algún momento olvidamos que tratamos todo el tiempo con nuestros iguales o en que la muerte de su gato no le conmueva ya o le afecte de algún modo; pues está ya demasiado inmiscuida en un mundo falto de sensibilidad aparente, sino en aquella escena en la que ella le pregunta a un policía si no está cansado. A lo que él responde con una negativa que nos deja entrever la situación de todo un país: una apatía generalizada; una desesperanza inyectada directamente en la médula y altísimas dosis de infelicidad que “hay que aguantar”.

“Todo lo demás” (México, Natalia Almada, 2016)

Pero en “Todo lo demás” (2016), así como Flor sufre cotidianamente, del mismo modo tiene el poder de amargarle la vida a alguien porque “su firma no coincide” en un par de papeles.

Y ese poder, conlleva vejaciones y ofensas hacia los burócratas y sus actos, que, en este caso, contemplan el cadáver de sus vidas y dejan que la indiferencia busque un lugar cómodo en su pasividad, en su monotonía.

Y así como Flor tira el gato a la basura, sin ningún ápice de sorpresa en su rostro, la vida tira al lado del camino los planes personales y las metas por alcanzar.

De esta forma, esta película, “Todo lo demás”, que es en ciertas ocasiones irónica, se gana las palmas del público con la genial actuación de Adriana Barraza.

Quien llena y explota magníficamente el papel a interpretar y, claro, con la excelente dirección de una cámara paciente;  que si bien, puede tener un ritmo un tanto pasivo en ciertas escenas, es perfectamente rescatado por la armonía entre la actriz y su entorno.

Habiendo llorado todas las lágrimas, puedo concluir que esta película me ha gustado incluso por el cuidado que pone en sus detalles; por la manera en que cada burbuja del agua, cada libreta y cada foco está armoniosamente montada.

Doña Flor (Adriana Barraza)
“Todo Lo Demás” Doña Flor (Adriana Barraza)

Por supuesto, después de esta gran rutina viviente que representa la película, me quedo con el silencio necesario para contar historias desde la monotonía.

Con la captura casi íntegra de lugares en los que Flor habita, con la quietud de la protagonista ante un fenómeno natural; los acercamientos cálidos a sus labios; con la edad y el cansancio de sus piernas (que fungen como personajes secundarios).

Y con el concepto de la felicidad, que a veces se traduce, simplemente, a bailar con un cojín y un disco pirata de diez pesos en el fondo.


Síguenos para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. 

Puedes ver esta película desde PRIME VIDEO.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Simón Del Desierto ¿Teatralidad Pura O Cine De Bajo Presupuesto? – OpiniónO también: Convaleciente – Reseña.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.