Teorema: Imperfecciones Expuestas – Opinión

Teorema: Imperfecciones Expuestas – Opinión

Para el cineasta, Andréi Tarkovski, cuando una película es exhibida aún está incompleta, pues todavía le faltan las interpretaciones que el espectador pueda formular. Este ejercicio, aunque muy complejo, no deja de ser atractivo, y más cuando se trata de una de las obras que muestran el camino de la resistencia en el séptimo arte.

Teorema” (Theorem, 1968) es una película escrita y dirigida por Pier Paolo Pasolini donde logra magistralmente, sintetizar todas sus inquietudes y críticas del mundo que le rodeaba. En esta ocasión tenemos a una típica familia burguesa que se ve fuertemente seducida por un extraño joven.

“Teorema” (Theorem, 1968)

En un comienzo, se escucha la frase “Dios guía a su pueblo por el desierto”, lo cual, como se dice comúnmente, solo queda en las palabras.

Los miembros de la familia rompen por completo con su sistema de creencias, anteponiendo su propio interés sobre el de los demás, cada uno se siente merecedor de tomar el poder de ese cuerpo que, por lo mientras, satisface un deseo visual.

En la primera parte, conocemos a cada integrante, que buscan desesperadamente la atención de esa mirada angelical que abraza sus más internos pensamientos; tenemos a una madre que se desnuda para llamar la atención a primera vista, una trabajadora doméstica ingiriendo gas en un momento de frustración; un padre en busca de un remedio que le concilie sus conflictos internos; y unos hijos que ven en el misterioso su complemento ideal para comenzar a vivir.

Cuando el joven les informa que tiene que marcharse, somos testigos de una ruptura contundente en la familia, aunque ningún miembro confiesa abiertamente su deseo por el personaje de Terence Stamp, son conscientes de la batalla que se libraba.

A todos les duele la partida, se sienten perdedores, tanto que ni los recuerdos que puedan almacenar en su mente son suficientes.

“Has venido a destruir”; “Amor de mi vida”; “¡Te llevas algo de mí!”; son algunas de las expresiones que acompañan la despedida con toques paralelos al dramatismo y la sensualidad.

Cuando ya no queda nada de esa “pócima de la eterna de juventud”, cada uno se ve en la necesidad de reemplazarlo por algo que mínimamente se aproxime a lo que era el joven misterioso.

“Teorema” (Theorem, 1968)

En “Teorema” la cámara nos lleva a barrios periféricos donde hay quienes están dispuestos a cobrar por caricias pasajeras, estaciones del tren y cuartos de arte siendo una apología de la burbuja donde converge la alta burguesía.

Pero el final que más me gusta es el de la sirvienta, pues se aproxima a ese deseo de saciar los más extraños instintos sexuales y al mismo tiempo, de alcanzar la santidad y pureza.

“Teorema” (Theorem, 1968)

Ayer como ahora, “Teorema” (Theorem, 1968) sigue escandalizando por su fuerza para desmitificar a usos y costumbres tan imperfectos, que han moldeado la forma de concebir al mundo.

Si actualmente vemos una mayor apertura a los temas tabú, se debe a un largo camino de autores en resistencia entre los que se encuentra Pier Paolo Pasolini.


Síguenos para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. 

Puedes comprar esta película en su edición de la CRITERION COLLECTION.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: La Felicidad: Los Riesgos Del Doble Amor – OpiniónO también ver nuestro video ensayo: El Compadre Mendoza: La Revolución Bifurcada – Opinión.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.