Mouling Rouge – Reseña

Mouling Rouge – Reseña

“𝑇ℎ𝑒 𝑔𝑟𝑒𝑎𝑡𝑒𝑠𝑡 𝑡ℎ𝑖𝑛𝑔 𝑦𝑜𝑢’𝑙𝑙 𝑒𝑣𝑒𝑟 𝑙𝑒𝑎𝑟𝑛 𝑖𝑠 𝑗𝑢𝑠𝑡 𝑡𝑜 𝑙𝑜𝑣𝑒, 𝑎𝑛𝑑 𝑏𝑒 𝑙𝑜𝑣𝑒𝑑 𝑖𝑛 𝑟𝑒𝑡𝑢𝑟𝑛.” (“Lo mejor que aprenderás es amar y ser amado a cambio”.)

Estas primeras palabras escritas por Christian, un desolado escritor en Paris, luego de pasar por unas de las grandes tragedias en el amor. El musical escrito y dirigido por 𝗕𝗮𝘇 𝗟𝘂𝗿𝗵𝗺𝗮𝗻𝗻, (The Great Gatsby, Romeo + Juliete) fue uno de los primeros musicales del cine en entrar al siglo 21, con actuaciones espectaculares de 𝗘𝘄𝗮𝗻 𝗠𝗰𝗚𝗿𝗲𝗴𝗼𝗿 (Christian) y 𝗡𝗶𝗰𝗼𝗹𝗲 𝗞𝗶𝗱𝗺𝗮𝗻 (Satine), como los roles principales. Mesclas estas dos estrellas, canciones populares que han transcendido el tiempo y una historia clásica de amor, y te encontrarás con unas de las historias del cine más trágicas que verás.

Moulin Rouge! Nos cuenta como un joven escritor buscando la inspiración correcta termina mudándose en una villa en Paris llamado Montmartre, dónde se encuentra con este grupo de bohemios y artisitas, luego de que un Argentino narcolepsio atravesó el techo hacia su piso, estos invitaron a Christian a un mundo donde los niños de la revolución, que creían fielmente en la belleza, verdad, libertad y sobre todas las cosas, el amor. Tras descubrir un talento innato de cantar, con letras tan honestas deciden que él se encargará de escribir una obra en la cual ya trabajaban para el Moulin Rouge. Pero tendrian que convencer al jefe Harold Ziddler interpretado por 𝗝𝗶𝗺 𝗕𝗿𝗼𝗮𝗱𝗯𝗲𝗻𝘁 y la estrella y cortesana de su circo nocturno, Satin. Tras una malinterpretación Christian termina enamorándose de ella e inevitablemente ella de él. Hasta que entra el Duque millonario interpretado por 𝗥𝗶𝗰𝗵𝗮𝗿𝗱 𝗥𝗼𝘅𝗯𝗿𝗼𝘂𝗴𝗵, un villano clásico que no se hunde en sus características casi de animación, que desea a Satin y le promete seguridad y estabilidad, pero detrás de este personaje, se encuentra el hombre inseguro, que prefiere comprar las cosas a ganarselas, lo tangible, lo intangible, todo lo que no sea de él, ahora será de él.

El Moulin Rouge desde afuera se siente y se ve lleno de vida, un gran festín, donde todas tus preocupaciones se devanecen, donde ambos ricos y pobres pueden complacer sus necesidades carnales. Hay música, bailes exóticos, poesía, y un gran deseo de amor en el aire que casi nadie termina agarrando. Una realidad que solamente se ve cuando el corazón es expuesto a ello y termina sufriendo. Baz explora de una manera divertida y a la vez poética la ilusión de la libertad, en Satin, una mujer inteligente, hermosa y capaz de siempre salirse con la suya, pero sin embargo sigue viviendo en esta jaula de deseos e idiologías del amor, amar y ser amada.

En Christian, Baz nos regala un alma desamparada, listo para absorber todo lo que se encuentre en este mundo de criaturas del inframundo. Entre ellos, la furia, celos, tristeza, y un corazón roto. Lo que algunos dirían es la gasolina de un poeta, que en efecto, Christian es.

Mouling Rouge! Es un musical especial, ya que pone como premisa uno de los grandes incógnitos que por siglos siempre chocarán. ¿Qué tanto harías por amor? En fin, Mouling Rouge! Te hará cuestionarte esto durante toda su duración, cantarás, reirás y si, llorarás. Esta pieza cinematográfica es una joya para el subgénero de los musicales, y una que no deben pasar por desapercibido.


Puedes comprar esta película AQUÍ o verla desde AMAZON PRIME. O compra el disco en VINILO.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Un comentario en «Mouling Rouge – Reseña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.