Río Bravo: Rostros Que Lo Dicen Todo

Río Bravo: Rostros Que Lo Dicen Todo

Howard Hawks, John Wayne y demás equipo técnico del rodaje de “Rio Bravo” (1959)

Ya hablamos de “The Searchers” (1956), un western que transcurría en espacios abiertos, esta vez tenemos todo lo contrario, un western que se desarrolla principalmente en interiores: “Río Bravo” (1959) del cineasta todoterreno por antonomasia, Howard Hawks.

Río Bravo nació como respuesta a “Solo Ante El Peligro” (1952). Hawks detestaba la película de Fred Zinnemann porque no concibe el comportamiento poco profesional del sheriff (Gary Cooper) quien suplica ayuda, aunque nadie se la presta. Por el contrario, en  “Río Bravo”, todo el mundo ofrece ayuda al sheriff (John Wayne) y este la rechaza constantemente.


“Rio Bravo” es una de las películas preferidas de Quentin Tarantino. Mucho de lo que piensa de ella está en las líneas que escribió para Clarence Worley, el protagonista de “True Romance” (1993).


Los directores clásicos conocían el oficio (habían trabajado en el cine mudo) y no necesitaban palabras para narrar una situación, les bastaba con la puesta en escena y las acciones-reacciones de los personajes.

Y para muestra un botón.


 Dude, el borracho del pueblo entra en la taberna.


La situación en el plano, el vestuario y ver su rostro hace que, instintivamente, uno de los personajes –Joe Burdette– destaque sobre el resto.


Dude no tiene ojos más que para ver la bebida.


Vemos la necesidad física y psicológica de beber que tiene un alcohólico.


Se nos muestra la mirada de recelo de la cantinera.


Esa necesidad tan fuerte…


… es aprovechada para cometer un acto de suprema maldad -aquí la mirada de recelo es del cantinero-. Le muestra una moneda…


… que lanza al interior de la escupidera.


Ver sus expresiones basta para saber lo que está pensando cada personaje.


Conservar la dignidad o saciar la sed, ese es el conflicto interno de Dude.


Finalmente sucumbe, llegando a lo más bajo por un trago. Alguien da una patada a la escupidera…


…impidiendo que aplaque la necesidad que le corre.


Es su amigo, el sheriff John T.Chance. Para resaltar la superioridad moral del personaje Hawks lo rueda en un marcado contrapicado.


Que contrapone al plano picado con el que rueda a Dude.


Chance se encara con el responsable de todo.


Que no muestra la menor preocupación.


Dude, humillado, derriba de un golpe a su amigo.


Lo que provoca en Burdette aún más satisfacción.


Dude va hacía él, pero sus matones se lo impiden.


Burdette le golpea mientras los otros le sujetan.


Alguien interviene para impedir la paliza.


Lo que le cuesta la vida.


Burdette sale tranquilamente.

Toda esta acción está narrada sin ningún diálogo. Comenzar así una película demuestra mucha confianza en el dominio que tienes de tu oficio y es que, como los protagonistas de sus películas, Hawks era un todo un profesional.


Puedes comprar esta película AQUÍ.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Un comentario en «Río Bravo: Rostros Que Lo Dicen Todo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.