Tick, Tick… Boom! – Opinión

Tick, Tick… Boom! – Opinión

“Tick, Tick… Boom!” (2021) cuenta el proceso de composición y estructuración de Superbia; el primer libreto musical de Jonathan Larson, el cual representa un separador entre la adultez fría y la fantasía adultescente.

El reciente musical de Netflix, “Tick, Tick… Boom!”, protagonizado por Andrew Garfield y dirigido por el célebre autor musical Lin-Manuel Miranda, me tenía esperando para poder completar su visionado, queridos cinéfagos.

Lamentablemente, tardé algunas semanas para convencerme de iniciar la experiencia teatral en casa, porque temía que fuera una desilusión total y aplastante que reavivara la aversión hacia la plataforma y sus “originales” (monstruosos según pruebas recientes).

Bastaron quince minutos para acallar las voces internas que pretendían apedrear este filme. con las experiencias humillantes, fracasadas e indignantes de la vida de Jonathan Larson; famoso por concebir “RENT”, este metraje es un alivio para la preocupante situación del streaming insensato.

Puedes comprar la autobiografía de Jonathan Larson AQUÍ. Puedes comprar el increíble soundtrack en CD o VINILO.
Tick, Tick... BOOM!
Jonathan Larson | Andrew Garfield

Entre el miedo y el amor, la imposibilidad de monetizar el arte o vivir a costa de la ficción, la supervivencia neoyorkina, la quiebra y la falta de certezas, Larson, en la piel de un Garfield que está siempre en el tono preciso del papel, se convierte en un personaje espeluznantemente vívido.

Jonathan Larson es la viva imagen del joven promedio y prospecto a probar las amargas y escasas mieles artísticas. Aquí podría estar el punto débil de todo este teatro, la romantización de los sacrificios que terminan con la salud mental de cualquiera o cierta santificación de la soledad que desembocan en un final cursi y moralino a medias.

Aunque es de aplaudir que esta adaptación, que juega con una dualidad entre los flashbacks vivenciales en las calles neoyorquinas y el monólogo experimentado en el futuro, se siente absolutamente dinámica.

Puedes comprar el increíble soundtrack en CD o VINILO.
Tick, Tick... BOOM!
Andrew Garfield

Para preservar esta rapidez, se utilizaron juegos visuales e insertos como las notas de la libreta de Larson en la pantalla; algún rompimiento coqueto de la cuarta pared; la secuencia frenética de la piscina con el gran descubrimiento; los colores y el recorte de cuadro del fragmento rapero y el paso de filtros de gris a luminoso para acentuar el cambio de vida del mejor amigo de Jonathan, Michael.

Ya que estamos con Michael, habrá que mencionar aquel trasfondo doloroso que se relaciona con el rechazo total de parte del gobierno yanqui hacia los pacientes VIH positivos.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte.
Tick, Tick... BOOM!
Robin de Jesús | Andrew Garfield

Una enfermedad descubierta a principios de la década de los 80 ‘s que ha afectado a más de 75 millones de personas, según cifras de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y ha provocado la muerte de 32 millones en todo el planeta.

Es interesante la introducción de la epidemia noventera de SIDA y más, la cercanía de estos golpes en la vida de Larson, que se comienza a quedar sin combustible gracias a las tragedias aledañas a su escritura.

Así, con una especie de epopeya intergaláctica compleja entre manos, Larson vive de los sueños; de las “decisiones difíciles”; de ver amaneceres mientras se desespera al intentar no defraudar a nadie y de la constante intención de renuncia a la inspiración divina.

No hay suficiente de nada, de nadie, de tiempo; cosa que nos recuerdan durante toda la película con el tic tac del reloj interno del protagonista, mismo que le persigue por cada rincón de la caverna departamental en la que desarrolla sus composiciones (está por demás decir que la música es brillante).

Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.
Andrew Garfield
Andrew Garfield

Y es ese reloj, el mismo que le impulsa a crear la canción clímax de Superbia que tanto buscaba y que resulta en una escena que transmuta los conceptos de su interior y expone su incapacidad para escribir sobre “lo que conoce”.

“Tick, Tick… Boom!” también es un grito a los jóvenes MTV de ese entonces.

Con el taller de su obra y el rechazo de los productores, Jonathan Larson se enfrenta a la realidad cíclica, a los inicios interminables que lo sumergen en una vida al límite de todas las convenciones sociales de su generación.

¿Será la vida real? ¿se podrá congelar todo para reajustarse? son los pensamientos finales de Larson; quien falleció en 1996 antes del estreno de “RENT”, en el que hay un “precúlmen” fantástico entre las teclas de un piano al exterior. Irónicamente, se vuelve dolorosamente íntimo.

Probablemente disfrutes leer: The Beatles: Get Back (Serie Documental) – Opinión.
Andrew Garfield como Jonathan Larson
Andrew Garfield como Jonathan Larson

Así, “Tick, Tick… Boom!” ha logrado posicionarse entre mis predilectas de la plataforma roja; con todo y su final a medias, que como decía líneas arriba, quiere meter un héroe a la fuerza, pero lo desvalija de toda comodidad; como en “la vida real”; generando una semblanza final que da honor a Larson, pero que se siente un tanto externa e incompleta.

Para explicar el punto anterior, basta el ejemplo, Larson rompe, definitivamente, todo lazo con Susan; su novia. Me hubiera gustado que este evento, que lo despoja del “gane” absoluto, hubiera sellado la cinta con la canción final; sin semblanza, porque la película ya habla sin ayuda alguna, no necesita mayor explicación o pista, sin embargo, no permitieron que terminara por sí misma.

Contra todo, “Tick, Tick… Boom!” (2021) sigue siendo un ejemplo intenso de la valía del streaming para inducir a la música de Broadway.

“Tick, Tick… Boom!” (2021) | Tráiler oficial | Netflix

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

Puedes comprar la autobiografía de Jonathan Larson AQUÍ. Y el increíble soundtrack en CD o VINILO.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: The Beatles: Get Back (Serie Documental) – OpiniónO también: Spider-Man: Sin Camino A Casa – Opinión.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.