Dr. Strangelove – Reseña

Dr. Strangelove – Reseña

El filme del controversial Stanley Kubrick es una fascinante obra maestra que salió a la luz en 1964 y que en definitiva logró su objetivo, ser una contemporánea sátira de humor negro, fue encabezada por el humorista de entonces, el actor Peter Sellers, quien se encargó de interpretar a 3 de los principales personajes dentro de la película, nada nuevo para el artista quien es reconocido por interpretar diversos papeles gracias a su capacidad de improvisación dentro de la pantalla grande.

Por una parte Dr. Strangelove es una película con tintes apocalípticos que en definitiva muestra con un tono oscuro las absurdas decisiones con las que se enfrentarían los poderes al llegar el fin de la tierra, en general el filme es una representación humorística y un tanto atrevida de lo que fue la Guerra Fría, una latente psicosis entre los poderes estadounidenses y la Unión Soviética.

Todo comienza cuando el general de la fuerza aérea Jack D. Ripper cree estar siendo contaminado por los comunistas a través del agua que ingieren por lo que ordena un ataque nuclear sorpresa contra la Unión Soviética, esto sin previa autorización del presidente Merkin Muffley (Peter Seellers), mientras el capitan Lionel Mandrake (Peter Sellers) así como el el mismo presidente tratan de evitar el cometido del general, por lo que Muffley trata de contactar a Rusia para convencerlos de que el ataque ha sido un completo error.

El presidente se apoya con el Dr. Strangelove (Peter Sellers) un excientífico nazi quien informa al presidente que La Unión Soviética cuenta con un “dispositivo del fin del mundo” como parte de una estrategia durante la guerra fría que implica la destrucción mutua, mientras esa situación aún no sucede irónicamente La Unión Soviética y Estados Unidos tratan de destruir sus propios aviones para evitarlo.

Durante toda la película se puede notar el esfuerzo  y estudio que hubo detrás, tanto del guión a cargo de Terry Southern y Kubrick, basado en la novela de Peter George, “Red Alert” entre otros libros que Kubrick se encargó de analizar para al final concluir con una película de humor negro contrario a su objetivo principal el cual era una representación más seria, sobre todo por el respeto a la Guerra Fría por la que se estaba atravesando en ese entonces, además de la banda sonora específicamente seleccionada.

Dr. Strangelove es toda una odisea del séptimo arte tanto dentro como fuera de la pantalla, las anécdotas tanto de las escenas eliminadas como las definitivas, los percances durante las grabaciones, pero sobre todo la libertar que Kubrick le dio a Peter Sellers dentro del filme para sus actuaciones multifacéticas e improvisadas que complementan lo que es una de las mejores películas de sátira de todos los tiempos.


Puedes comprar esta película en BLURAY, aunque si eres un verdadero fan preferiras la versión de CRITERION COLLECTION. Y si no solamente eres fan, sino un super cinéfilo cómo nosotros, te adentraras al boxset COLUMBIA CLASSICS.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Un comentario en «Dr. Strangelove – Reseña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.