El Código Enigma – Reseña

El Código Enigma – Reseña

Benedict Cumberbatch impersona genialmente al matemático Alan Turing en “The Imitation Game”. Basada en la biografía escrita por Andrew Hodges, “Alan Turing: The Enigma”, es la historia del científico inglés que se convierte en el padre de la computación moderna al crear máquinas capaces de descifrar códigos de guerra, principalmente para combatir los ataques Nazis. Evitando ser una película bélica más, Morten Tyldum dirige la vista hacia la inteligencia detrás de la guerra. En laboratorios, los hombres con grandes mentes toman decisiones que repercuten a la humanidad entera.

Turing es el tipo de personaje que Cumberbatch domina: engreído, de gran inteligencia, pero con una historia que justifica en cierta forma su comportamiento. En esta ocasión, su personaje es homosexual en un período donde serlo era considerado un crimen, condenado con la castración química. Aún siendo un valioso elemento en la investigación, procura mantener su preferencia oculta, casándose con Joan Clarke (Keira Knightley), quien ayudaría a resolver el código Enigma para acabar con la guerra. A mi parecer, Knightley hace un papel que ha repetido constantemente pero que en esta ocasión lo lleva con mucha más madurez y severidad. Se defiende en medio de un cast conformado completamente por hombres.

El matrimonio entre ambos se sujeta gracias a un romance intelectual, en donde nada tiene que ver la atracción física. Son fantásticos juntos, Knightley y Cumberbatch. Comparten diálogos excelentes sobre la identidad, quiénes decimos ser contra quienes somos realmente y cómo esto define nuestra vida. La historia se mantiene bien enfocada al no desviarse sobre el feminismo o el machismo para hacer notar la injusticia de una ley de lo más incivilizada. Turing termina creando una de las máquinas vitales para la vida moderna, a costa de su pasión y la única mujer que en verdad amó. Este es el final que las grandes mentes parecen compartir.

Turing vive en un período histórico del que sólo podemos rememorar emocionalmente mediante este tipo de películas. No vivió la legalización del matrimonio gay, donde las peleas por la igualdad han tenido provechosos resultados. En donde políticos, cantantes, escritores, artistas y demás figuras públicas son abiertamente gays y son reconocidos por ello. En su época, ser un genio y ser homosexual era igualar a vivir en secreto, igual que los códigos que descifró.

Llevados de la mano de un gran actor, podemos entender una historia que habla sobre un conflicto que vivimos aún hoy. Una batalla por ser quien realmente eres en el fondo, en una sociedad que cobra un precio alto por permitirlo. Quizá Turing no fue todas las cosas que Cumberbatch nos hizo sentir, pero definitivamente pone un ejemplo en lo que una película biográfica debe defender hoy en día.


Puedes comprar esta película en DVD o BLURAY.

Compartir

Un comentario en «El Código Enigma – Reseña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *