Sol De Otoño – Reseña

Sol De Otoño – Reseña

Un tema altamente comprometido y controversial, es aquel que converge el sentimiento de soledad emocional; aquella que se representa desde la ausencia de relaciones significativas, las que producen en miles de personas; la sensación de vacío interno y de cierre emocional explícito, al no poder concretar lo anhelado.

Con suma virtud “Sol De Otoño” (Autumn Sun, 1996) muestra de concreto la ausencia de aquellos horizontes espirituales, pero de modo paralelo aquella esperanza que se representa a cuentagotas en la vida de dos seres ya en la adultez, produce un estado muy parecido a lo que denominamos felicidad y en extremo bien conceptuado abre el telón de un trabajo perfectamente encarado el experimentado director Eduardo Mignogna; ganado de tres premios Goya al mejor film extranjero.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte.

Eternizador de la magia de Benjamín Solari Parravicini en la inolvidable “Flop” (1990) y denunciador social en el extraordinario mediometraje llamado “Cartoneros De Villa Itatí” (2003), muestra nuevamente todo su pulso y su sentido del manejo de las emociones, sin incurrir en alegatos melosos y poco consistentes.

Desde la sobriedad de las imágenes nos abre la puerta para observar, desde este drama costumbrista, una Buenos Aires de luces y sombras, de historias perdidas que caminan como fantasmas entre las calles angosta; aportando todo aquello tan mentado, buceado y fundamentado como lo es el tema del amor.

Constituyendo el amor maduro de los protagonistas de la obra, en un paradigma certero del tan insondable sentimiento.

Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

“Sol De Otoño” relata la historia de una mujer madura que contrata a un hombre para hacerse pasar por su novio ante la visita de su hermano que vive en el exterior. Y así nace un relato intimista que se sostiene en las interpretaciones y en certeros diálogos que consiguen presentar con lucidez un punto de vista de la vida desde la edad que tiene la pareja.

Aquella cosa de reinventarse, cuestión tan tradicional en nuestro sesgo social, pasa a mostrar el hecho, en la faceta amatoria de dos adultos no tan mayores, quienes a pesar de ser solitarios y descreídos; comienzan un tránsito lento pero firma y sistemático en la tarea del despertar interno, de la búsqueda de la pareja adecuada.

Puedes comprar esta película en formato VHS.
“Sol De Otoño” (Autumn Sun, 1996)

La narrativa de “Sol De Otoño” se estructura en aquella cadencia tan simbólica e importante. El amor, en tiempos en los cuales ni por asomo uno imaginaria redes sociales o plataformas de encuentros amorosos o de búsqueda de pareja.

Una búsqueda clasificada en un diario, y el comienzo de un derrotero, de aquellos que no cargaban sexo exprés ni pasiones efímeras. El vínculo se va manifestando a través de fortalecerse y desarrollarse paso a paso, dando chances a los defecto, desde una narrativa que expone cómo desde una situación que su protagonista genera, cambia de plano su existir, pese a los mecanismos internos de boicot, pese a experiencias fallidas o letargo seguro y complaciente.

Y esa es la virtud que posee esta obra, documentar una relación humana de maduro amor que sirve de eje lineal para comparar, comprender e interpelamos como llegamos hasta esta modernidad cuasi liquida y pasajera; en materia de sentimientos de pareja y las palabras de un locutor radial que hacia el comienzo y el fin del film, regala un pantallazo de quienes y como somos.

Parte técnica de logros desde el trabajo de fotografía a cargo de Marcelo Camorino; retratando calles, lugares, estructuras de la ciudad de las luces y planos primeros y medios arquitectados con conocimiento y oficio.

Y la parte musical que recae en el experimentado Edgardo Rudnitzky; creador de trabajos de relevancia en montajes sonoros de danza contemporánea y en diversas películas. Tomando el sentido mismo, la esencia de aquello que requiere el trabajo.

Probablemente disfrutes leer: La Tregua – Reseña.

Y entrañables actores que jerarquizan cada uno de sus roles.

Las primeras actrices Gabriela Acher y Cecilia Rosetto, el recordado y querible primer actor Jorge Luz en un papel a su medida; y dos grandes, dos actores que sin lugar a dudas representan la quintaesencia de la representación actoral.

Clara y Ulises, en un claro de luna porteño, contemporáneo y singular.

Una mujer que dialoga y expresa con la mirada. Con la belleza de su imagen y el porte autentico de una actriz de raza.

Norma Aleandro representando a una mujer de origen judío, presa de sus temores, dispuesta a vivir la vida y a la vez, a continuar encerrada en su prisión interna.

Todas estas sensaciones nos generara una de las máximas exponentes del arte actoral.

Y un hombre común, dispuesto a cambiar su letargo, asumiendo su postura, con calidez y seguridad. Algo así como un Humphrey Bogart del sur, transmitiendo hombría de bien y refugio.

Federico Luppi, uno de los máximos actores contemporáneos generando un papel distinto, en este caso la dulzura y la calma, la comprensión y el sentido más humano salen de su galera de ilusionista creativo, en una de sus máximas performances.

Probablemente disfrutes leer: El Olvido Que Seremos – Reseña.
“Sol De Otoño” (Autumn Sun, 1996)

Aquí en “Sol De Otoño” (Autumn Sun, 1996) se rompe aquel tabú que sostiene que el amor no está hecho para los viejos.

Pero que nos pone de manifiesto que tal vez es el punto ideal para recomenzar, puesto que las dificultades, la interacción con el otro, pueden ser contempladas, ideadas, matizadas desde el punto adulto de equilibrio entre el sentimiento y lo racional.

Y que sano resulta observar esto a través del lente de la cinematografía nacional; la que tantas virtudes posee, la que explora el sentir como ninguna otra; la que es despreciada, ninguneada, juzgada, pero que siempre está allí, para sorprender con sus relatos. Con interpretaciones magistrales, con sentimiento puro.

“Sol De Otoño” (Autumn Sun, 1996)

Como el amor de estos dos referentes de aquello puro y necesario. Cine Argentino. Y del relevante.


Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

Puedes comprar esta película en formato VHS.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: La Tregua – ReseñaO también: El Olvido Que Seremos – Reseña.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.