¿Qué Hacemos Con Maisie? – Apreciación Visual

¿Qué Hacemos Con Maisie? – Apreciación Visual

A finales del siglo XIX, Henry James publicó “Lo Que Maisie Sabía” (1897), la novela en la que está basada la película “¿Qué Hacemos Con Maisie?” (“What Maisie Knew”, 2012).

En ella el escritor narraba, desde el punto de vista de la niña protagonista, las consecuencias que el divorcio de sus padres tenía sobre ella. “¿Qué Hacemos Con Maisie?” (2012) es una adaptación de Henry James, el mismo del que también se han adaptado obras que han dado como resultado grandes películas como:

La Heredera” (1949), adaptación de la novela “Washington Square” (1880), dirigida por William Wyler, “Suspense” (1961), adaptación de “Otra Vuelta De Tuerca” (1898), a cargo de Jack Clayton o, la más reciente, “Las Bostonianas” (1984) realizada por James Ivory.

Compra “Lo Que Maisie Sabía” de Henry Williams AQUÍ.
Qué hacemos con Maisie

Puede que elegir cuál es el punto de vista a adoptar en la narración sea la decisión más difícil que debe tomar un director.

Los directores Scott McGehee y David Siegel (“La Huella Del Silencio” 2005; “En Lo Más Profundo”, 2001) deciden seguir el planteamiento del escritor y contar toda la historia a través del personaje de Maisie (Onata Aprile), la pequeña protagonista.

Qué hacemos con Maisie

Para ello su cámara se sitúa al nivel de los ojos de Maisie, cortando a los adultos en la parte superior del encuadre o…

Qué hacemos con Maisie

… inclinándose para mirarlos cuando ella lo hace. Los adultos sólo existen, en realidad, en la medida en que son observados por Maisie. 

Y es la dulce mirada de la niña lo que nos permite sobrellevar la impotencia que sufrimos al ver el comportamiento, irresponsable y egoísta, que tienen sus padres con ella.

Qué hacemos con Maisie

Desde los primeros minutos vemos el mundo desde su perspectiva. Su angelical rostro y el amor que emana de ella nos cautiva. Por eso cuando sus padres, Susanna (una excelente, como siempre, Julianne Moore) y Beale (Steve Coogan), se comportan con ella como auténticos bastardos, sentimos una rabia que sólo aplaca el amor que ella siente por ellos.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte

Con excelente criterio, las guionistas Nancy Doyne y Carroll Cartwright, han situado la acción en época actual, enfatizando así el dramatismo de lo que presenciamos en pantalla; y esto es, nada más y nada menos, que el maltrato de una niña por parte de unos padres, más preocupados por sus carreras profesionales que por atender a su pequeña.

A la niña nadie le grita, nadie le pega, pero el maltrato no solo es eso. No hace falta. El maltrato se refleja en la utilización que hacen de ella como arma arrojadiza, cuando llega el momento del divorcio o en el desamparo más absoluto al que someten a la pequeña cuando está con ellos, dejándola al cuidado de sus nuevas parejas.

Probablemente disfrutes leer: Y Llovieron Pájaros – Reseña.

Y los que atienden a Maisie son, Margo (Joanna Vanderham) la nueva esposa de Beale y…

…Lincoln, el nuevo marido de Susanna; interpretado por un Alexander Skarsgård que refleja a la perfección el sometimiento de su personaje a la voluntad de su esposa.

Y es en ese punto donde la película plantea su reflexión más interesante: ¿Qué derecho tienen sobre sus hijos los padres que los desatienden?

Viendo lo feliz que está Maisie al cuidado de su “nuevos padres”: ¡NINGUNO!

Y es que lo más asombroso y, porqué no decirlo, triste, es la vigencia de lo planteado a finales del siglo XIX por Henry James; sólo hay que ver cómo actúan en la actualidad algunos padres con sus hijos, a los que proporcionan cantidades ingentes de bienes materiales pero nada de cariño ni atención.

Probablemente disfrutes leer: El Hombre Tranquilo: Sensualidad En Las Praderas De Irlanda | Análisis Visual.

La otra tarde, mientras disfrutaba de un café, asistí a una escena familiar que me amargó el momento: Una pareja joven y su hijita estaban en una mesa próxima, los dos adultos (concentrados en sus móviles) se ignoraban mutuamente, y lo más desgarrador, actuaban como si su hija no estuviese allí. No podía apartar la vista de ellos, fulminándolos con la mirada, pero cuando la niña me sonrió mi ira disminuyó.

Por eso ante la pregunta “¿Qué hacemos con Maisie?” La única respuesta es: traerla a casa.


Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, crítica y reseñas sobre el séptimo arte. Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

Compra “Lo Que Maisie Sabía” de Henry Williams AQUÍ.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Y Llovieron Pájaros – Reseña. O tambien disfrutes: El Hombre Tranquilo: Sensualidad En Las Praderas De Irlanda | Análisis Visual.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.