El Hombre Tranquilo: Sensualidad En Las Praderas De Irlanda | Análisis Visual

El Hombre Tranquilo: Sensualidad En Las Praderas De Irlanda | Análisis Visual

El enfoque que se ha dado al sexo ha evolucionado según las normas morales de la época.

En los años veinte las películas eran muy atrevidas pero a partir del Código Hays (1934) las películas fueron directamente censuradas. E igual que pasó en EE.UU. pasó en muchos países.

De izquierda a derecha: Jack Ford; John Wayne; Victor McLaglen; Barry Fitzgerald (sentado); y John Ford.

En España, durante la dictadura, las obras que no cumplían con los criterios requeridos eran modificadas cuando no directamente prohibidas.

El deseo y la sensualidad han sido tratados en infinidad de películas, con mejor o peor resultado. No importa si se ha hecho de una manera más tórrida, como la que protagonizan Jack Nicholson y Jessica Lange en la adaptación de 1981 de “The Postman Always Rings Twice” (“El cartero siempre llama dos veces” en español); o más sutil, como el tratamiento dado en The Bridges of Madison County” (“Los Puentes De Madison” en español) (1995) de Clint Eastwood.

Voy a hablar de la que para mí es la mejor y más conmovedora escena de amor que se ha filmado: “El Hombre Tranquilo”  (The Quiet Man, 1952) de John Ford.


“El hombre tranquilo”

Sean Thornton (John Wayne), y Mary Kate Danaher (Maureen O’Hara) inician su noviazgo bajo la supervisión de Michaleen Flynn (Barry Fitzgerald) quien les permite…


“El hombre tranquilo”

…caminar juntos, siempre que se comporten de acuerdo con las reglas establecidas.


“El hombre tranquilo”

Encuentran la forma de escapar al control de su carabina.


Y recorren el hermoso paisaje en tándem, un vehículo en el que -como en el amor-han de ir juntos y en el que uno depende del otro. 


De repente se detienen y arrojan la bicicleta a un lado. 


Mary Kate cruza un arroyo, para lo que se descalza y se quita las medias.


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

El deseo y la sensualidad empiezan a manifestarse claramente.


Mary corre,


Sean corre detrás en lo que puede verse como una especie de ritual de apareamiento.


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

Ella se quita el sombrero y, en un magnífico Tecnicolor, vemos el contraste entre la rica vegetación irlandesa y su cabello rojo.


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

Sean hace lo mismo. Ya, descubiertos el uno ante el otro…


…caminan de la mano hasta que llegan a un antiguo cementerio.  


En este momento ambos sucumben al deseo que llevan conteniendo.


Estalla una tormenta…


 …y comienza a llover a cántaros.


El viento y la lluvia como plasmación visual…


… de la pasión entre ambos. 


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

Ella acaricia…


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

… el pecho de él, en una escena donde…


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

…no es necesario…


…ningún diálogo.


Finalmente comienza un breve travelling de acercamiento…


 “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man,  1952)

…una de las pocas que Ford desplaza la cámara, enfatizando el momento para…


…fundir a negro. Sublime manera de narrar en imágenes la del maestro Ford.


Puedes comprar “El Hombre Tranquilo” (The Quiet Man, 1952) AQUÍ.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Los Mejores Inicios De Películas: Lawrence De Arabia & Muerto Al Llegar | Análisis Visual o también Más Corazón Que Odio: Un Acercamiento A La Excelencia Del Western.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.