Ex-Máquina: Robóticamente Exacta, Necesaria Y Apasionante – Reseña

Ex-Máquina: Robóticamente Exacta, Necesaria Y Apasionante – Reseña

“Un robot no puede dañar a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.”

Isaac Asimov

“Ex-Máquina” (Reino Unido, 2014, Alex Garland) me parece un relato de ciencia ficción a la antigua que se preocupa más por el por qué y por la miseria que por los circuitos en armonía con la piel.

Sin ningún tipo de secuencia inicial de relleno, “Ex-Máquina” es bastante contundente en las declaraciones que hace sobre un estilo de vida no muy lejano al de nuestros días.

Y es esta precisión en su argumento la que también hace renquear a la película; durante el desarrollo del metraje, hay segmentos en los que se puede sentir que hace falta contar más, en los que, sinceramente, faltó añadir contexto; más secretos reveladores e intervenciones aún más poderosas de ciertos personajes.

Ex-Máquina” (Reino Unido, 2014, Alex Garland)

En resumen, a “Ex-Máquina” se le va el ritmo de las manos así que, para mi gusto, termina siendo demasiado veloz (hecho que merma la cercanía que podemos tener con los personajes).

Pero, lo anterior no es algo para desanimarse. En realidad, la película es maravillosa (considerando los duros momentos por los que pasa el cine de ciencia ficción; mismos en los que se ha dejado de lado la literatura canónica de este género y se ha optado por los thrillers fáciles, insustanciales; llanos; y repetitivos) y su trama es suficiente para probar su valía.

“Ex-Máquina” (2014) nos introduce en la historia de Nathan, el dueño del buscador más usado del planeta; que parece tener graves problemas con el alcohol y la soledad aplastante en la que vive, aspectos clichés para un genio tecnológico incomprendido. Y Caleb, un empleado de la compañía de Nathan que no permite inflexiones del código moral que reside en su interior y que representa el perfecto héroe moderno: inocente; valiente hasta el final; y además, el mártir predilecto.

Ex-Máquina” (Reino Unido, 2014, Alex Garland)

Dos completos extraños que son unidos por un sospechoso concurso organizado por Nathan para buscar una especie de pasante.

Desde que Caleb llega a la última punta del mundo para quedarse una semana a vivir con su ídolo y patrón, las cosas ya son bastante extrañas; el famoso y enigmático Nathan le obliga a firmar un acuerdo de confidencialidad, pues, en realidad, no es una convivencia entre superestrella y fanático; más bien es una prueba, y, en este caso, Caleb es el conejillo de indias en el test de Turing (un examen para medir a las máquinas y su comportamiento) que permitirá saber si la última creación de su superior es lo suficientemente buena.

Ex-Máquina” (Reino Unido, 2014, Alex Garland)

Este producto no es otro que AVA, una inteligencia artificial, que, presuntamente, puede simular emociones y sentimientos humanos para mimetizarse entre la gente.

Y es AVA (a quién nos faltó ver más tiempo en pantalla de la mano de grandes efectos especiales, que incluso le valieron un Premio Oscar en este apartado visual, y la maravillosa actuación de Alicia Vikander); el ente que permite entender nuestra aversión hacia las cosas antropomórficas que nos inspiran terror, admiración y asombro, pues, realmente tememos a ver en ellos nuestros propios errores y atributos humanos implantados, suplantados, secuestrados.

Es de esta forma, que entre cortinillas que separan las sesiones experimentales entre Caleb y AVA, una trama misteriosa y detectivesca se desarrolla en paralelo; una trama que desenmascara a Nathan como otro maniático que solo quería jugar a ser Dios por unos minutos y que, además, está vacío, pues, desde el inicio, observamos que solo quiere compañía, que solo quiere tomarse una copa con alguien que no juzgue sus esfuerzos ilegales por crear vida desde los cables.

Pero esto no es suficiente; pues nuestros personajes también están acomodados en casillas perfectamente delimitadas, que hacen que Nathan sea etiquetado como el creador fastidiado de su realidad lujosa; que Caleb sea posicionado como el admirador escéptico y que AVA se comporte como la creación inintencionada, asombrosa, enigmática; todos ellos, rodeados de un ambiente minimalista y futuristicamente inquietante; bastante selecto en su iluminación, en su paleta de colores; en sus referencias a Jackson Pollock y a lo que aparente ser azaroso, refinado en sus decisiones de paisajes y desenfadado en sus vestuarios.

Así, “Ex-Máquina”  (2014) es una especie de espejo, que muestra al creador a través de su obra, que se convierte en una prueba infinita en contra de los textos, los tecnicismos y la teoría.

La obra es un espejismo que pide sentimientos; que ruega por una investigación; una averiguación que no nos suelta en ningún momento y que no se complica en lo absoluto, pues sabe bien cuándo, cómo y dónde impactar.

Solo queda agregar que el final no me pareció adecuado, ya que una historia así; con charlas sobre la consciencia; los géneros; la comodidad de la ignorancia; y los alcances de los sentidos, merecía un final abierto (pero en serio abierto, no deglutido); que mantuviera a nuestra mente pensando en el aspecto maquiavélico de una máquina megalómana infalible que crea un vínculo amoroso con Caleb (¿verdadero?).


Síguenos para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. 

Puedes ver esta película desde PRIME VIDEO o comprarla AQUÍ.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Las 10 Mejores Películas De Ciencia FicciónO también: Magia A La Luz De La Luna: De Amores, Ilusiones Y Vidas Injustas – Opinión.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.