Mucho, Mucho Amor: La Leyenda De Walter Mercado – Reseña

Mucho, Mucho Amor: La Leyenda De Walter Mercado – Reseña

El documental que hace homenaje a la estrella más grande de la astrología.

¿Qué hay detrás de los astros? ¿Qué influencia tienen sobre nosotros? Había un hombre en la televisión que tenía todas las respuestas.

El lenguaje de Walter Mercado siempre era positivo, continuo, afirmativo. Con esperanza implícita. Su corporalidad siempre majestuosa, sus manos expresándose como las de un poeta. Esos son los detalles del personaje que se construyen y justifican dentro del documental “Mucho, mucho amor” de Cristina Costantini y Kareem Tabsch, estrenado el 10 de julio en Netflix.

El fenómeno Walter Mercado no fue imperdible solo para México, sino Estados Unidos, Brasil y más países de Latinoamérica, Europa y el mundo. El documental se encarga de retratarlo en toda su gloria, a escasos meses de su fallecimiento en 2019. Las entrevistas lo encuentran en sus espacios personales, como lo son su recámara y su clóset, pero también en sesiones de fotografías, ostentando sus trajes y capas más resplandecientes.

La carrera de Walter comenzó como actor de telenovelas en Estados Unidos durante los 60’s. En la gira de publicidad de uno de sus libros, realizó un segmento publicitario vestido de príncipe hindú (atuendos que eran su sello), recitando horóscopos –tema que era su gran pasión, pero que nunca había explorado ante las cámaras.

La televisora Telemundo comenzó a incluirlo en un segmento diario dando el pronóstico de los astros, vestido obligatoriamente con capa y traje. Meses después, recibiría su propio show de media hora, con contenido exclusivamente astrológico. Ese fue su lanzamiento.

Walter Mercado no era solamente una personalidad de la televisión, sino un maestro sanador, con una conexión metafísica con el universo. Portaba una espiritualidad que validaba el carácter con la que confiaba en las predicciones astrológicas. Y de la misma forma fue alabado, convirtiéndose en un fenómeno mediático que incluía un emporio que comenzó en la televisión pero se extendió a la radio, los impresos, y finalmente con una exitosa línea directa con sus astrólogos.

Sobre su sexualidad, Mercado es políticamente correcto. Parodiado y denigrado por su apariencia andrógina, se mantenía fiel a su propósito y explica la atracción como algo mucho más que el terreno físico. Una cuestión de los astros. A pesar de ser una visión enternecedora, fue la que le trajo también su caída. Las relaciones con sus managers, hombres con los que tenía una trato muy cercano, terminaban por diferencias profesionales. La última le costó hasta su nombre, envolviéndose en una demanda en donde lo perdió todo, desapareciendo de las pantallas.

Gracias a la devoción del actor puertorriqueño Lin-Manuel Miranda, podemos entrar a la vida de una de las estrellas más icónicas de la televisión latina, y rescatar su esencia, sus palabras, sus gestos, su forma de apreciar la vida, glorificándolo como una guía espiritual de la cultura pop. El documental es una celebración que en ocasiones se da más importancia de la necesaria, también narrada al estilo de programa de variedades estadounidense, que podría ser una referencia al estilo que caracterizaba sus programas. Esta producción representa un gran avance en el reconocimiento de las figuras del imaginario LGBT+ en los medios de comunicación, haciéndolo sentir tan próximo y válido como encender la televisión y confiar en las estrellas.


Te recomendamos leer el libro: El mundo secreto de Walter Mercado.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *