El Verdugo – Apreciación Visual

El Verdugo – Apreciación Visual

En 2021 se cumple el centenario del nacimiento de Luis García Berlanga. Un director con un estilo tan reconocible que ha dado lugar a que “berlanguiano, su nombre adjetivado, venga en el diccionario de la Real Academia Española.

Vamos a hablar de su mejor película: “El Verdugo” (1963), con guión de Rafael Azcona y el propio Berlanga.   

Berlanga rueda con una planificación muy ajustada, con largos y complejos planos, sin desplazamientos de cámara innecesarios y casi sin insertos ni primeros planos. Su marca de fábrica son sus maravillosos planos secuencia (un único plano continuo, sin cortes, donde se desarrolla el contenido de una secuencia.)


“El Verdugo” (1963)

“El Verdugo” (1963) La película es un alegato contra la pena de muerte.

Para tratar un tema tan espantoso Berlanga y Azcona deciden, acertadamente, dotar a la película de un tono tragicómico.

“El Verdugo” cuenta la historia de José Luis (Nino Manfredi) que se hace verdugo -sustituyendo a su suegro Amadeo (Pepe Isbert), que se va a jubilar- para poder tener un piso y un futuro.


“El Verdugo” (1963)

 Berlanga usa el maletín, donde el verdugo lleva los hierros del garrote, como símbolo de lo esté hace. De esta manera muestra la normalidad y lo asumido que el verdugo tiene su cometido frente al rechazo que manifiesta el resto de la sociedad.


“El Verdugo” (1963)

Retrata una España con escasez de vivienda. Amadeo comparte casa con su hermano en unas condiciones deplorables, hasta el punto de que ha de compartir cama que su sobrina.


 Refleja la diferencia entre clases sociales. Se nos muestra una boda de la clase dirigente y como la iglesia se pone a su entera disposición.


“El Verdugo” (1963)

Mientras que, para la boda, la de Amadeo y Carmen, recogen las alfombras…


“El Verdugo” (1963)

…quitan la música, retiran los cojines, quitan las guirnaldas y hasta…


… apagan las velas, dificultando que el cura pueda leer su homilía.


“El Verdugo” (1963)

En la sacristía se desarrolla un plano secuencia en el que se nos muestra, entre otras cosas, una ácida visión de cómo estaba considerada la cultura en la sociedad española: El organista y el cantante van a cobrar lo poco que les han pagado por su trabajo en la boda anterior.


“El Verdugo” (1963)

El momento más logrado de la película “El Verdugo” (1963) es cuando verdugo y ajusticiado se dirigen a cumplir la sentencia.

En palabras del propio Luis García Berlanga: “… Yo nunca he visualizado nada previo al momento del rodaje… Y esta vez es la única que de repente vi como una especie de situación mágica o premonitoria. … Una gran sala blanca, enorme, con una puertecita muy pequeñita al fondo, exactamente como salió en la película; y dos grupos arrastrando a dos personas…Y entonces los dos arrastrados por esos dos grupos que para mí eran, pues eso, la sociedad obligando a morir al que va a morir y obligando a matar al que va a matar.”


“El Verdugo” (1963)

Tras cumplir su cometido José Luis dice que no lo volverá a hacer. Su suegro comenta que eso fue lo que él dijo la primera vez.


La película acaba con un plano en el que unos jóvenes de clase alta bailan en un yate de recreo. La España de las elites que disfruta de sus privilegios ajena a lo que pasa a su alrededor.


Síguenos para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte.

Puedes comprar esta película AQUÍ. También comprar el libro GUÍA para analizar la película. Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Los Títulos De Crédito | Historia Del Cine. O tal vez: Los Mejores Inicios De Películas: Sunset Boulevard.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.