La Araña Vampiro – Reseña

La Araña Vampiro – Reseña

Existe un universo por demás interesante en el séptimo arte. Es aquel que contiene las sensaciones más ambiguas dentro de un trabajo, como la de vencer los miedos; el crecimiento interno; la situación de desesperación casi psiquiátrica y consternante; y el enfrentar al mundo fuera de epopeyas de aventuras cuasi irreales.

He aquí un trabajo sorprendente y profundo, “La Araña Vampiro” (2012) que cruza de modo sistemático géneros precisos y los confunde; dentro de una estructura funcional, que roza el suspenso, a través de herramientas netamente cinematográficas.

“La Araña Vampiro” (2012)

Con recursos certeros y guiños fuera de lograr un espectáculo psicológico o de autoayuda y superación.

Su director y guionista, Gabriel Medina, vuelve a tomar la fórmula concebida en la maravillosa “Los Paranoicos” que resulta la de desarrollar los modos mismos del miedo y la superación.

En esta oportunidad montando una historia dentro de un paisaje rural por demás elocuente y ríspido con su personal característica; que lo ha convertido en uno de los nuevos baluartes de la cinematografía Argentina, generador de productos concretos.

Y en la exploración de situaciones tangibles y severas muestra con particularidad la realidad misma observada a través de un singular protagonista y desde un sentido netamente simbólico y contundente: Las miradas.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. 
“La Araña Vampiro” (2012)

La historia de “La Araña Vampiro” narra el devenir de Jerónimo, un joven que posee trastornos de ansiedad y que para mitigar la situación. Se traslada con su padre a una zona montañosa alejada de la ciudad. Una vez instalado, el joven es picado por una araña, situación que cambia drásticamente el concepto del viaje, e ingresa a uno de profundidad y descubrimiento.

Un viaje se sucede desde una irrevocable decisión que compromete el sentido de supervivencia. Y en ese marco comienza a abrirse el abanico de una búsqueda que se procede también dentro del interior del joven y de un extraño y particular guía, de pensamientos apocalípticos y rudeza explícita. Nos muestran el trascender desde la exteriorización de lo más profundo que habita en el interior del débil y del fuerte.

Dos marcos perfectamente delimitados que llegan a puntos de conjunción, casi de forma misteriosa.

Mostrando lo vulnerable que podemos ser frente a la naturaleza misma que pone en jaque de modo instantáneo todos nuestros pesares y problemáticas: Ante el hecho consumado de tener que valernos por nuestros propios medios, se producen los cambios y se modifican las actitudes. Y este esquema se encuentra perfectamente delineado desde una estructura narrativa muy bien estructurada que orienta hacia un punto en el cual para conservar lo absoluto, se deberá ceder algo sumamente esencial.

El antihéroe, arquetipo que de modo general produce inmediata empatía, resulta ser el símbolo del sistema urbano dentro de aquello que no concibe ni un rasgo de cemento ciudadano.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Tesis Sobre Un Homicidio – Opinión.
“La Araña Vampiro” (2012)

Rocas y dureza. Clima cargado de dificultades. Arañas y picadura.

Todo sirve para alejar del estado de los males de las Polis modernas para entronizar lo tan básico que posee la pachamama y a la vez tan profundo dentro de una minimalista historia que posee la virtud de los climas; de las atmósferas densas por secuencias y lentas pero efectivas; y de aquella tan mentada y buscada sensación de que algo está a punto de estallar, en un espectáculo de malestar y desasosiego; ingresando de plano a un terreno asfixiante por momentos, pero certero a la hora de interpretar los modos y formas de la obra.

Raíz técnica por demás interesante, desde la dirección de fotografía, planteada desde cámara en mano y sacando jugo al paisaje por demás maravilloso, a cargo del efectivo trabajo de Lucio Bonelli; y la singular banda sonora, generada por una singular agrupación de rock alternativo llamada “Prietto Viaja Al Cosmos Con Mariano” que entremezclando psicodelia con baladas, inyectan la pócima justa para realzar el trabajo, de modo artero y diferente.

Segmento actoral de lujo, que cuenta con la participación de Alejandro Awada en el rol del padre del protagonista. De actitud austera, poco demostrativa, de aquel que carga una culpa por haberse situado desde la ausencia paternal; Jorge Sesán como Ruiz, un singular guía, primitivo, parte del terreno rural, quien descubre fantasmas profundos de su ser en una secuencia altamente lograda.

“La Araña Vampiro” (2012)

Y Jerónimo. Un vulnerable muchacho citadino que en “La Araña Vampiro” debe enfrentarse con su propio interior para así exorcizar males desde un escenario jamás imaginado.

El gran Martin Piroyansky. De virtud actoral inconmensurable, uno de los más interesantes actores jóvenes de los últimos tiempos. Trabajando el temor, el terror y toda la gama de expresiones vinculadas a su desesperación interna, punto fundamental, piedra basamental del trabajo.

Las pesadillas en “La Araña Vampiro” (2012) dan marco a la esperanza de saber que hacia su final, todo vuelve a reverdecer.

Como en aquellos sueños que luchamos con vehemencia para despertar, y que nos sentimos más seguros situados en realidad después de haber atravesado el periplo de lo consternante. Pero todo posee un precio.

Mejorado o desmejorado, nuestras vidas no serán las mismas a través de cruzar los pantanales más profundos de nuestra existencia que busca de modo permanente aquel antídoto que nos libere de las cadenas de nuestros propias cruces y males modernos.

El antídoto a las picaduras de las “Vampiro”. Que pueden estar en la dura naturaleza de los terrenos Cordobeses. O a la vuelta de tu esquina.


Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. Y ayúdanos compartiendo este artículo.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Tesis Sobre Un Homicidio – Opinión. O también: Fuga De La Patagonia – Reseña.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *