Nadie Sabe – Reseña

Nadie Sabe – Reseña

“Dare Mo Shiranai”, película japonesa conocida como “Nobody Knows” o “Nadie Sabe”.

Este brillante film del año 2004 dirigido por el gran director japonés Hirokazu Koreeda está basado en un caso verídico que se conoce como “el caso de abandono de los niños de Sugamo”. Hecho que ocurrió en Japón a fines de los ochenta: una madre abandona a sus pequeños hijos, los deja librados a su suerte, y se las tienen que arreglar para sobrevivir.

En la película Hirokazu Koreeda nos presenta a esa madre llamada Keiko Fukushima, interpretada por la actriz You, quien se muda a un nuevo departamento en Tokio con sus cuatro hijos. Pero salvo el mayor Akira Fukushima interpretado por el aquel entonces niño Yūya Yagira  (ganador del premio al mejor actor en el Festival de Cannes  2004)los demás niños ingresan a ese departamento en forma clandestina: dos de ellos dentro de unas maletas y otra de noche a hurtadillas porque no pueden ser vistos por los caseros .

      Así deben vivir: “Nada de gritos o voces altas
                                   Nada de salir fuera del departamento“

Y así transcurren los días hasta que una mañana la madre desaparece dejando una carta y algo de dinero. Los niños guardan la esperanza de volver a ver a su madre. El tiempo transcurre en espera de lo que nunca llega.

Cuatro niños solos. Cuatro hermanos que de un día para otro deben aprender a vivir sin esa “madre” que se supone cuidaría de ellos. Niños que asumen roles de adultos y adultos que se comportan como niños.

Película profunda , desgarradora pero contada con imágenes simples tan simples que duelen. Actores que no actúan, sensación de estar viendo un documental por la naturalidad con la que se presentan las escenas.

Mundo que se desmorona muy lentamente como el transcurrir de la película en sí. El desorden que reina en ese diminuto departamento es el reflejo del alma de cada uno de los cuatro hermanitos. Sobre todo del mayor que a medida que transcurre el film se le va tornando cada vez más difícil enfrentar la responsabilidad de hacerse cargo de sus pequeños hermanos.

Akira (Yūya Yagira), Kyōko (Ayu Kitaura), Shigeru (Hiei Kimura) y Yuki (Momoko Shimizu) son los nombres de los personajes de los niños  protagonistas de esta historia. A quienes luego se suma Saki (Hanae Kan), una estudiante de secundaria que rápidamente se convierte en un gran sostén para los hermanitos.   Imposible no solidarizarse con estas inocentes criaturitas que se ganan nuestro corazón desde el primer instante que aparecen en la pantalla.

Una película imperdible, la gran sensibilidad  con la que el director cuenta esta historia es sin duda lo que hace que un hecho tan doloroso termine siendo un bello film, lleno de situaciones que calan muy profundo en nuestro ser y nos llevan  a reflexionar y cuestionar el comportamiento de los seres humanos.


Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el MARATÓN CINEMEX. Mil 458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

¡Ya están disponibles las Palomitas Act II por internet! En sabores NATURALMANTEQUILLA EXTRAMANTEQUILLA. ¡Son 14 paquetes fáciles y rápidos de hacer en el microondas para no perderte ninguna película!

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Un comentario en «Nadie Sabe – Reseña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.