Crash: Extraños Placeres – Opinión

Crash: Extraños Placeres – Opinión

Hace 21 años, en 1996 para ser más específicos, el director canadiense David Cronenberg estrenaba una película transgresora, obscena, atrevida y polémica para su época.

Y que con el correr del tiempo “Crash: Extraños Placeres” fue sumando admiradores y ganando el título de obra de culto.

James Ballard (James Spader), un exitoso director de cine, sufre un grave accidente automovilístico. A partir de este hecho y misteriosamente su sexualidad comenzará a cambiar, y su excitación explotará al mantener relaciones dentro de autos e incluso sintiendo goce al chocar contra otros vehículos.

Junto a su pareja Catherine (Deborah Kara Unger); la doctora Helen Remington (Holly Hunter);  Gabrielle (Rosanna Arquette), una bella mujer con prótesis en sus piernas; y Vaughan (Elias Koteas), un adicto al sexo con gustos particulares.

James experimentará nuevas y complejas formas de tener intimidad con otros, directamente vinculadas con el deseo carnal, los metales y la tecnología.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más artículos sobre el séptimo arte.
“Crash: Extraños Placeres”

La historia es una adaptación de la novela homónima “Crash” (1996), escrita por el autor británico James Graham Ballard en el año 1973.

Antes de ser finalmente publicada este intenso relato fue rechazado por varias editoriales: muchos consideraban irracional el nuevo nivel de sexualidad vinculado a los automóviles y sus accidentes; donde el autor describe sus tapujos situaciones provocativas y extrañas.

 A mediados de los años 80’s la novela llega a manos del director David Cronenberg quien quedó fascinado y sorprendido por la osadía de lo que se relataba y decidió que tenía que filmarla.

Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.
David Cronenberg

Cronenberg es el creador de un concepto cinematográfico conocido como “La nueva carne”.

Este se podría describir como un nuevo tipo de cuerpo humano: descompuesto, que luego muta en otros, con una fuerte relación con el metal y las piezas quirúrgicas, y también con las adelantadas tecnologías.

Algunas de sus películas como “Scanners” (1981); “Videodrome” (1983); y su magnífica versión del clásico “La Mosca” (1985); son claros ejemplos visuales y narrativos de las ideas antes nombradas, de una novedosa tipo de humanidad.

Puedes comprar esta película en DVD.
“Crash: Extraños Placeres”

Volviendo a “Crash: Extraños Placeres”, cuando se estrenó comercialmente tuvo varios problemas.

Fue prohibida en Londres; mientras que en Estados Unidos recibió la calificación R (aquella que reciben el cine para adultos XXX). Y en Argentina, mi país, una organización de víctimas de accidente de tránsito presentó un amparo para prohibir su proyección.

Apenas estás anécdotas dan cuenta del escándalo que provocó esta película a fines de los años 90’s y del interés que fue logrando a través del tiempo, que quizás hizo que cierto público la entendiera en toda su complejidad como obra cinematográfica.

Sin entrar en detalles en pantalla van a observar todo tipo de relaciones sexuales. No importa el género, ni mucho menos su vínculo. Solo son un grupo de personas adultas buscando el placer sin explicaciones o limitaciones.

Su fetiche son los autos; la velocidad; los golpes en el cuerpo; el dolor físico. Cómo muchas otras obsesiones traerán aparejados diversos problemas, pero la libertad individual no tiene reparos.

Los actores se entregaron en cuerpo y alma al proyecto, y eso se aprecia muchísimo. La paleta de colores, en gamas grises y con poco brillo, que el director usó, le da al relato una oscuridad y ambigüedad realmente atrapante.

Es en películas como “Crash: Extraños Placeres” (1996), cuando uno se reformula el poder de la mente humana, del deseo y hasta de la perversión.


Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

Puedes comprar esta película en DVD.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Viejos – OpiniónO también: El Demonio Neón – Reseña.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *