Ratcatcher – Reseña

Ratcatcher – Reseña

Disfuncionalidad y crecimiento son los temas de la semana, queridos cinéfagos.

Temas que desbordan de los minutos de “Ratcatcher” (1999), ópera prima de la directora Lynne Ramsay.

La trama encapsula una huelga setentera de nueve semanas de parte del sindicato de trabajadores de limpieza. Misma que ocasiona el deterioro de un barrio empobrecido en Glasgow, Escocia, que se enfrenta a una plaga de ratas, reinas de la inmundicia.

Llévate “Ratcatcher” (1999) en DVD o en su versión CRITERION COLLECTION.
“Ratcatcher” (1999)

El comienzo ya es impactante gracias a Ryan Quinn (Thomas McTaggart), un pequeño niño que pierde la vida entre las aguas negras de un canal cercano a las viviendas. Con este accidente primigenio, se revela un caso de infancias solitarias, bajo profundos riesgos, que viven entre “los problemas de adultos”.

La propia muerte de Ryan es una reformulación, pues le cede el protagónico a James Gillespie (William Eadie), hijo de un padre alcohólico que primero golpea a su esposa y después baila con ella hasta el cansancio.

Con este planteamiento neblinoso (característica de la filmografía de Ramsay) que cambia de testimonio y voz principal, la película se desarrolla entre despertares sexuales tempranos e incorrectamente llevados, crueldad infantil e inconsciencia.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte.
“Ratcatcher” (1999)

El largometraje entero de “Ratcatcher” se asimila a la pintura de falso azul cielo: grisáceo, nublado.

Todo el tiempo se hace hincapié en la presencia de los roedores que envilecen el panorama. Además, estos tonos van acordes al sentir de James qué, al estar presente en el ahogamiento del pequeño Ryan, se siente extremadamente culpable por ello.

Pero como cualquier comentario suyo es tomado como insensata prueba de puerilismo (y aunado a ello le culpan de toda nimiedad acontecida en casa de los Gillespie), el niño nunca puede hablar sobre esta inquietud que le aplasta el pecho. Por lo que decide alejarse del entorno hostil y de los modelos desviados que le rodean.

Pasa poco tiempo en casa y prefiere la compañía apacible de Margaret, una chica mayor de quien se aprovechan los gamberrillos de la cuadra obligándola a cumplir sus deseos sexuales incipientes. Momento curioso aquel que se presenta en el sanitario de Margaret, cuando decide tomar un baño junto con James.

En la tina (un recurso que parece tener gran valía para Ramsay. Pues se repetirá con las protagonistas de “Morvern Callar” (2002). Y con tomas nadir de los personajes de “Tenemos Que Hablar De Kevin” (2011) que se sumergen en agua casera, a tratar de disolver penas). James deja de lado todo erotismo y se preocupa por encontrar una madre, una hermana sincera en Margaret.

James crece al ritmo de Tom Jones y con tanta anarquía e incomodidad. Recuerda al Antoine Doinel de François Truffaut (sin la característica y genial chispa afrancesada), que también paró frente a la simbiosis entre cielo y horizonte para ponerse a pensar en su destino incomprensible a todas luces.

Y así como él mantiene la cabeza baja mientras su madre le expulsa los piojos, todos la dejan igual, sobre la mesa nacional, ante la impotencia de las oportunidades privilegiadas y los trámites aniquiladores.

Probablemente disfrutes leer:Flashback: Casablanca & You Were Never Really Here
“Ratcatcher” (1999)

Culmino “Ratcatcher” (1999) con dos secuencias interesantes:

La primera, mientras James, sus hermanas y su madre bailan frente al tocadiscos y sus rostros desprenden pertenencia, reconocimiento y una sensación vigorosa de cariño fundamentalista y, la segunda, conformada por las escenas finales.

Este compás de cierre muestra al protagonista cayendo al canal, en donde tantas desgracias han acontecido, solo para dejar la incógnita falaz sobre su propia supervivencia y un sueño. Acompañado de una sonrisa ambivalentemente franca y ficticia que le ve morir (no quiero estar seguro si es él aquel que literalmente fenece o solo, metafóricamente, su inocencia).


Llévate esta película en DVD o en su versión CRITERION COLLECTION.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Flashback: Casablanca & You Were Never Really HereO también: Andrea Arnold – Personalidades Del Cine.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.