Cómprame Un Revólver – Opinión

Cómprame Un Revólver – Opinión

Ya hay demasiadas distopías en el mundo cinematográfico.

Para explicar el punto, puedo ofrecer un magnífico ejemplo práctico: “Cómprame Un Revólver” (2018).

Se ha hablado de máquinas asesinas que quieren dominar a la humanidad, de razas extraterrestres que anhelan las mentes terrícolas, de entes de ultratumba que consumen carne fresca de homo sapiens sapiens para subsistir, en fin, se ha hecho de todo para hablar del apocalipsis.

Han existido intentos bastante deplorables y otros han brillado en las pupilas de los espectadores solo gracias a su desplegado de efectos especiales rimbombantes, pero, en mi corta y pobre experiencia cinéfila, he podido descubrir que la mejor manera para abordar este tipo de historias es nada más y nada menos que la capacidad de adaptabilidad.

Compra esta película en DVD y BLU RAY o mirala desde PRIME VIDEO.
“Cómprame Un Revólver” (2018)

“Cómprame Un Revólver” es una película de 2018 dirigida por Julio Hernández Cordón que supo asimilar la situación regional del narcotráfico en México (particularmente en el norte del país), para relatar desde la miseria, la supervivencia y las infancias rotas un cuento apocalíptico.

La trama, inmiscuida en este marco nacional de control total por parte del narco, sigue a Rogelio y su hija, Huck, quienes intentan seguir con vida dentro de un entorno altamente violento y subversivo, sobre todo para las mujeres, que fueron, progresivamente, desaparecidas y vejadas hasta el cansancio, tanto, que la misma Huck debe esconder su identidad para estar “a salvo”.

Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte.
“Cómprame Un Revólver” (2018)

Niños enjaulados y mutilados; tierras baldías; condiciones existenciales paupérrimas y la voz en off de la pequeña Huck (detallando y ahondando lo que presenta el discurso visual); son algunos de los elementos que “Cómprame Un Revólver”  ofrece para crear una correcta narración de las posibilidades ulteriores de esta nación.

Muestra, sin tapujos, a las verdaderas víctimas de los arrebatos criminales, escondidas detrás de infancias comprometidas y sometidas a regímenes de terror insostenibles. Es una exposición radiográfica sobre mujeres desaparecidas y descontrol territorial.

Dentro del filme, pervive una escena magnífica en la que se puede observar a Huck, amarrada con una cadena por Rogelio pues teme que se la puedan llevar, porque, como se pregona por todo lo alto durante sus 84 minutos de duración, las integrantes del género femenino se han convertido en el objetivo principal de una cacería furtiva, dentro de esta cultura misógina que les objetiva y explota.

Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.
“Cómprame Un Revólver” (2018)

Con esto, “Cómprame Un Revólver” se manifiesta como una denuncia necesaria de las pieles laceradas y la inocencia sesgada, de las preguntas incómodas sobre el paradero de los seres queridos y acerca de la impotencia comunitaria, frente a una ola irascible de crueldad.

Otro de los recursos sagaces del filme, es el empleo de una línea argumental que se acerca a un niño despojado de una de sus extremidades superiores por “retar” a los nuevos jefes de la zona en donde habita.

Es una muestra, una prueba de los límites inexistentes que pueden ostentar los seres humanos en una situación tan reaccionaria y delirante como esta, de lo que supo retratar Hernández en este proyecto.

Además, Julio Hernández Cordón encontró en Huck a una protagonista gigantesca, que ilumina un camino en penumbra hacia los confines de las almas corruptas de esta película; es un alivio saber que en ella reside una especie de resistencia, que se ve interrumpida, de todas maneras, por el evento que marca el final de esta producción y que redimensiona, gracias a una bala, los intereses de Huck.

Probablemente disfrutes leer: El Patrón: Radiografía De Un Crimen – Reseña
“Cómprame Un Revólver” (2018)

Se corrompen; todos se fracturan y culminan dañados; inundados por este contexto desquiciado que les orilla a extremar precauciones y aceptar las ausencias que deja ese humo morado, indómito.

En la antesala del final de esta experiencia dolorosa, observamos a Huck caminar, en un plano cenital; entre cadáveres, sangre, armas y casquillos de bala; sin comprender que eso es una situación anormal; que la separación de familias no está bien; que buscar estar vivo no debería ser la preocupación de una niña en vías de crecimiento.

“Cómprame Un Revólver” (2018) es el tipo de impacto que necesita el cine mexicano y latinoamericano, en épocas tan oscuras como las que vivimos.


Síguenos por FACEBOOK INSTAGRAM para más noticias, artículos y reseñas sobre el séptimo arte. Ayúdanos compartiendo y considera donar en PATREON.

Compra esta película en DVD y BLU RAY o mirala desde PRIME VIDEO.

Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: El Patrón: Radiografía De Un Crimen – Reseña. O también: Todo Lo Demás: Entre Piscinas, El Metro Y La Burocracia Mexicana – Opinión.

Si eres fan del cine, diviértete con este juego de mesa exclusivo para esas personas que son cinéfilos de corazón, el juego de mesa MARATÓN CINEMEX. Trivia de 1,458 preguntas relacionadas al séptimo arte, divididas en dos etapas: siglo XX y siglo XXI. También en edición para NIÑOS y edición POCKET.

close

¡Únete a la familia CinReservas! 👋

Suscríbete para recibir lo mejor del séptimo arte en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.