Cuatro Realizadores De Cine Que Te Inspirarán A Hacer Películas

Cuatro Realizadores De Cine Que Te Inspirarán A Hacer Películas

De vez en cuando todo aspirante al cine ha sentido inseguridad sobre su carrera, vivir del arte puede ser bastante complicado, especialmente cuando tu arte requiere de cientos de miles sino es que millones de dólares y a todo un ejército de técnicos y artistas que te ayuden durante un periodo de meses o años.

De vez en cuando llegan cineastas que logran cumplir ese sueño en contra de todas las adversidades, con poco dinero y poca ayuda, que crean maravillosas obras que nos inspiran a todos y nos regresan la esperanza de que, si soñamos lo suficiente y nos ponemos las manos a la obra, nosotros también podremos hacer películas.


 ED WOOD

Ed Wood (1924-1978) fue un director, productor, guionista, editor y actor de cine norteamericano.

Un visionario sin formación académica alguna, aficionado al travestismo y con pocas opciones ni aptitudes para hacer cine.

No obstante, es un personaje empecinado que, tras una supuesta entrevista casual con Orson Welles, y después de reunir un reparto de curiosos personajes, puede al fin llevar a cabo su gran sueño: dirigir películas.

Con escaso presupuesto, hizo películas excéntricas y de escasa calidad técnica.

Tras su muerte en 1978, se le calificó como el peor director de todos los tiempos. Películas como Glen O Glenda(1953) y Plan 9 Del Espacio Exterior(1959) tuvieron la culpa. Sin embargo, actualmente se le considera un “director de culto” y el precursor del subgénero de cine clase Z. Ed fue un joven apasionado, inteligente, un tanto perturbado y poco dado al perfeccionismo. Personaje ideal para un film.

Tim Burton realizaría una PELÍCULA homónima sobre su vida en (1994)

Ed Wood hacía películas aunque todos le decían que eran terribles, hizo películas porque quiso.


QUENTIN TARANTINO

Nacido en la ciudad de Knoxville, Tennessee en 1963, a los dos años su familia se trasladó a Los Ángeles. Aficionado al cine desde niño, Quentin Tarantino fue un mal estudiante; a los 22 años empezó a trabajar en un videoclub de Manhattan Beach, y se matriculó para tomar clases de interpretación. El videoclub se convertiría en su escuela de cine, y pronto empezó a redactar guiones.

Tarantino comenzó su carrera profesional en 1992 con el estreno dePerros De Reserva(1992) en el festival de Sundance, lo cual lo llevó a conocer los contactos indicados para producir su segunda películaTiempos Violentos (Pulp Fiction).

En 1994, estallaría a la fama internacional tras ganar la Palma de Oro del Festival de Cannes  y el Oscar al mejor guión original.

Quentin Tarantino trabajó en una tienda de rentas de video casetes VHS durante años antes de comenzar a hacer cine, hizo películas porque quiso.


ROBERT RODRIGUEZ

Robert Rodríguez es un director de cine hijo de estadounidenses de origen mexicano.

Comenzó a interesarse por el cine a los once años cuando su padre le compró uno de los primeros reproductores de video con cámara incluida.

Se inicia en el mundo del cine realizando cortometrajes con su familia de diez hermanos, como protagonista, llegando a dirigir un total de treinta. Siempre con material prestado y prácticamente sin presupuesto.

En la Universidad de Texas quiso inscribirse en los cursos de cine pero no le admitieron.

En 1991, durante las vacaciones de verano, se internó durante un mes en un hospital de investigación como conejillo de indias para un nuevo fármaco contra el colesterol.

Le pagaron alrededor de U$S 3500 y escribió El Mariachi (1992). Pidió prestado otros U$S 4000 y se marchó a un pueblo de México donde en catorce días y con actores amateurs rodó la película.

El mariachi cosechó un gran éxito comercial, lo que provocó que la Columbia Pictures le ofreciera con un contrato millonario para hacer una SEGUNDA PARTE.

Robert Rodríguez vendió su cuerpo a experimentos médicos y científicos para financiar su ópera prima “El Mariachi” (1992). Lo hizo porque quería hacer películas, ahora las hace.


ISAAC NABWANA

Realizando más de 40 películas en los últimos 10 años, Isaac Nabwana, un nativo autodidacta deWakaliga, es el principal director y fundador de este movimiento llamado Wakaliwood.

Cada una de las obras es realizada por menos de $200 dólares americanos, y todos los involucrados trabajan por gusto.

En una parte del mundo sin internet ni agua potable, algunas cosas son todo un lujo. Hasta hace poco, aproximadamente unos 4 o 5 años, todas las películas eran rodadas con una vieja DV Cam de casete, y solo existía una computadora en todo Wakaliga.

Creada con partes de otras computadoras viejas y desechadas a basureros, con una capacidad de almacenamiento y procesamiento para únicamente trabajar una película a la vez, quemarla en DVD’s y después borrarla del disco duro y así poder trabajar la siguiente película.

Y por último, las películas deben ser vendidas de casa en casa por todo el país, esa es la única forma de alcanzar su audiencia, la cual muchas veces no cuenta ni con un control remoto para sus reproductores de discos, haciendo que cada DVD quemado inicie la película sin menú en cuanto lo pones.

Afortunadamente el impacto viral de esta industria ha hecho que reciban ciertos apoyos monetarios y en especie durante los últimos años, contando con múltiples laptops de buen procesamiento y cámaras DSLR.

El pueblo de Wakaliga no podría sentirse más agradecido.

Puedes apoyar esta industria comprando “¿Quién mató al Capitán Alex?” (2010) y “Bad Black” (2016) juntas en Bluray AQUÍ.

Isaac Nabwana vive en las favelas pobres de Uganda. Hace películas de acción por $200 dólares americanos. (Más de $3,000 shillings de Uganda). Hace las películas porque quiere.


CONCLUSIÓN

Sé como Ed wood, sé como Quentin Tarantino, sé como Robert Rodríguez y sé también como Isaac Nabwana. Si quieres hacer películas, solo hazlas.

Cómo diría el buen Stanley Kubrick “Si puede ser escrito o pensado, puede ser filmado”.


Si te gustó este artículo probablemente disfrutes leer: Wakaliwood: El Hollywood De Uganda – Opinión o también Escenas Icónicas Del Cine Creadas Por Falta De Presupuesto (Parte 1).

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *